Neurofilosofía

neurofilosofia

Tambien puede usar
las teclas del teclado
y
para navegar

Ciencia para todos desde Ecatepec -México-

04/2018

Neftalí Cabrera,

Estimado Arturo Gradolí:

Hoy 5 de Abril, asistí al cine a la proyección de una película llamada “Mazinger Z Infinity”, y mi principal motivación fue la nostalgia que me produce este personaje que solía mirar durante la niñez. En la película, se habla sobre los universos posibles, realidades alternas y aparece un personaje con Inteligencia Artificial de nombre “Lisa”. Esto lo menciono porque curiosamente guarda relación con su libro que tan amablemente me compartió.
 
Durante la lectura de su libro me sumergí “en la cosa” en más de una ocasión, a veces me sentía como Àlex interactuando con Greene y Delfos en la RVI procesada por Watson XV.
 
Me quedo con varias cosas, una de ellas, es el conflicto entre el determinismo y el indeterminismo, solía creer ciegamente en la victoria de Niels Bohr sobre Albert Einstein (y su famoso: “Dios no juega a los dados”), pero ahora una breve duda se alberga en mi mente y he decidido “atreverme a saber” a investigar y aprender más.
 
En la película de Mazinger Z, Lisa posee una inteligencia artificial y también emociones. Considero que los robots del futuro también tendrán una “inteligencia emocional” y no solo cognitiva, ya que mucha de su estructura será de carácter biológico y en las emociones hasta donde sé, son producidas por las experiencias, los pensamientos, la carga genética y por un delicado equilibrio de neurotransmisores cuya función podrá ser simulada por los poderosos ordenadores del futuro (tal vez los cuánticos).

En ocasiones he atravesado por algún desánimo (sin llegar ni mucho menos al extremo de aquellos abderitas), por ello, entendí muy bien la descripción de cuando la racionalidad entra en conflicto con las emociones e impulsos. Los seres humanos poseemos todos esos dones, e inclusive uno que llamo espiritual (separándolo de la religiosidad).
 
He comenzado a poner atención en las noticias sobre Inteligencia Artificial, por ejemplo, vi un reportaje sobre como en Alemania han comenzado a invertir en la IA aplicada a la medicina, como usted menciona en su libro, en aspectos como este el futuro luce halagador.
 
Considero que la renta universal y el impuesto robótico son soluciones plausibles para el desempleo tecnológico que se avecina para la países del primer mundo, sin embargo, para la naciones en desarrollo o del tercer mundo como la mía será más complicado, lo más probable es que se acentúen los conflictos sociales y la concentración de la riqueza y bienestar para unos cuantos.
 
Finalmente puedo decir que su libro cumple con los objetivos de suscitar el interés por la historia de la filosofía, la ciencia y la tecnología, estimulando el espíritu crítico (me llevo como tarea investigar más sobre mecánica cuántica y el dilema determinismo vs indeterminismo, analizar más los efectos de la IA, etc.) y la imaginación (visite mentalmente a Abdera y experimente una RVI).
 
Neftalí Cabrera Cruz -México-
 
P.D.
Espero con ánimo un nuevo libro suyo en el que comparta su visión sobre “ser en el mundo”.

(mail del dia 5-4-2018)

 

 

Gracias Neftali.

 

 

 

 

Relacionado: http://neurofilosofia.com/ponencia-astrolabio-historias-de-filosofia-natural/

 

Print Friendly, PDF & Email